La ley de la ventaja comparativa

12/11/2013 11:27am | ECONOMíA PARA TODOS |

En nuestro segmento de economía para todos, el día de hoy desarrollaremos un tema económico enfocado al crecimiento del comercio internacional, conocido como la ventaja comparativa.

El inicio de la teoría se remonta a Adam Smith y su investigación sobre la naturaleza y causa de las naciones, en donde habla de la economía del comercio, entre personas como entre países.

El padre de la ventaja comparativa es el economista, David Ricardo,quien presenta una evolución respecto a la teoría de Smith, quien sostiene que estamos acostumbrados a la idea de que cuando se compite sólo puede haber ganadores y perdedores.

Sin embargo, la ley de la ventaja comparativa de Ricardo demuestra que el comercio entre los países puede conducir a una situación en la que todos resultan ganadores.

Esta teoría se basa en la importancia de la especialización en la producción de lo que un país puede producir más de forma económica y comercial con otros países produciendo lo que uno hace mejor, a fin de lograr el beneficio de los dos, dependiendo de las diferencias de capital, trabajadores y recursos naturales, entre otros.

La ventaja comparativa dice que un país debe especializarse en las actividades en donde más ventaja encuentra. Esta teoría es una de las principales encargadas de generar el impulso del comercio internacional.

La ventaja comparativa nos explica el por qué es conveniente dedicar más tiempo a una actividad determinada que genere más dinero y dejar de lado las tareas menos rentables.


ACCIONES

Cabe mencionar que la ventaja comparativa la desarrollamos día a día, es decir, se encuentra en todas las acciones de nuestras vidas. A modo de ejemplo podemos mencionar a un ingeniero y un carpintero.

Supongamos que el ingeniero también sea buen carpintero, sin embargo contrata a un carpintero para que éste realice algunos trabajos en el hogar.

La razón por la cual contrata a un carpintero menos bueno que él, es que la ventaja comparativa del ingeniero es la de ser ingeniero.

Esto lo desarrollamos de la siguiente manera, cada hora trabajada por el ingeniero le renta más que lo que le cuesta trabajar como carpintero durante ese tiempo, y aunque el hombre no sea tan bueno en la carpintería, resulta rentable para el ingeniero la contracción que hacer de carpintero.

En otras palabras, éste contrata al carpintero porque le resulta necesario concentrarse en lo que resulta más rentable donde su ventaja comparativa sea mucho más.


COMERCIO

La teoría de la ventaja comparativa comúnmente es empleada como columna vertebral de discusiones a favor de la libertad de comercio, en otras cosas la abolición de los aranceles y los límites a las importaciones del extranjero.

El argumento es que un país puede prosperar más comerciando libremente con otros países que cerrando sus fronteras.

Sin embargo, algunos advierten que pese a la elegancia, las ideas presentadas por R icardo no pueden aplicarse al pie de la letra a la economía del mundo moderno ya que es mucho más compleja que la de aquella época.

Esta contradicción surge a partir del análisis desarrollado por críticos que señalan que la teoría fue realizada a inicios del sigo XIX, cuando existían aun restricciones reales, algo que en la actualidad ya no ocurre.

En contrapartida, otros sostienen que si las economías se especializaran en industrias particulares, como lo propone esta teoría, la diversidad económica se reducirá de forma significativa, volviéndolas vulnerables a un cambio en las circunstancias.

Aún así, se considera a la ventaja comparativa como una de las ideas económicas más importantes y básicas de todas, pues constituye, para el comercio y la globalización, una de las bases.




Noticias más leídas

@5Diaspy